JLo pide perdón por cantar para dictador

Jennifer_Lopez_-_Performs_at_Hall_Arena_of_Belgrade___19_

 

Muy poco ha tardado Jennifer Lopez en disculparse por el show que llevó a cabo el pasado sábado en Turkmenistán, una pequeña república soviética considerada por organizaciones de Human Right Watch como uno de los regímenes más represivos del mundo. Y es que el concierto era en exclusiva para el presidente de este Estado, Gurbanguly Berdimuhamedow, que cumplía 56 años. La cantante neoyorquina le cantó el Happy Birthday mister president que inmortalizó Marilyn Monroe hace medio siglo. El portavoz de J Lo ha dicho que al no tratarse de un evento político, sino de uno financiado por la petrolera estatal china CNPC, no se percataron del error que estaban cometiendo.

“Si hubiéramos sabido que había temas de derechos humanos involucrados, Jennifer no habría asistido a este concierto”, ha asegurado a través de un comunicado que publica la agencia AP. Lo cierto es que la cantante se negó en marzo de 2011 a participar en un concierto privado para el exlíder libio Muamar Gadafi, que estaba dispuesto a pagarle más de un millón de euros por la actuación.

Poco después del show del pasado sábado, varios medios informaron de las constantes violaciones a los derechos humanos que se viven en estos momentos en Turkmenistán. En el último informe del Departamento de Estado de Estados Unidos se comunica que “oficiales de seguridad torturan y golpean a los sospechosos de haber cometido algún delito, a prisioneros y a personas críticas con el gobierno con el fin de obtener información, hacerlos confesar sus supuestos crímenes o simplemente como parte del castigo”.

El concierto se celebró el pasado sábado en un hotel de lujo ubicado en una playa del mar Caspio y en él participó otra docena de artistas de todas partes del mundo. La más destacada, en todo caso, fue la actuación de Jennifer Lopez.

 

Comenta

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




A %d blogueros les gusta esto: