Se las tragó la tierra

perdida

 

Armando Ramos
Cocktelera

 

Tres jóvenes mujeres, dos de ellas con hijos pequeñitos, desaparecieron en Coatzacoalcos en el último mes. Se esfumaron, como por arte de magia.
En los tres casos se trata de chicas que trabajaban, con algún antecedente  de haber tenido una pareja sentimental y cuyas familias son de escasos recursos.
Mederick Pamela Contreras Ramón, de 18 años, desapareció el 9 de junio en Minatitlán y hasta ahora sus familiares no saben nada de ella.
Sus padres explicaron que Mederick se desempeñaba como edecán en una tienda comercial, tenía un hijo y el último día que la vieron habría recibido varias llamadas de un sujeto que la hostigaba.
Jessica Luis Lara desapareció el 22 de junio por la noche en Coatzacoalcos, la joven de apenas 17 años de edad trabajaba en una tienda ubicada en el primer cuadro de la ciudad.
Sin embargo, al salir el sábado por la noche de su trabajo abordó un autobús con rumbo a su domicilio y desde entonces nada se sabe de ella.
Sus padres interpusieron la denuncia correspondiente ante el Ministerio Público y, entre los datos que aportan, refieren que Jessica tenía un novio aunque ignoran si habría huido con éste.
La desesperación los llevó a salir a las calles para exigir que su hija aparezca e inclusive buscaron la manera de que Laura Bozzo, durante su reciente visita Coatzacoalcos, tratara el caso en su reality show.
Elsa Flores Martínez de 26 años desapareció y al día de hoy se ignora su paradero.
Madre de tres hijos, Elsa acudió el jueves 20 de junio a ver a su madre en Villa Allende debido a que ésta sufrió una herida en la mano, al poco rato salió de casa en busca de algunas medicinas  para su primogenitora pero no regresó.
Sus familiares refieren que esto nunca había ocurrido y especificaron que Elsa no tenía problemas con ninguna persona.
Las autoridades ministeriales confirmaron que en ninguno de los tres casos se ha podido establecer comunicación entre la desaparecida y sus respectivos familiares e inclusive sus teléfonos celulares no responden.
Por lo pronto, ya fueron girados algunos oficios hacia los hospitales de la ciudad para verificar que Meredick, Jessica o Elsa no se encuentren internadas en alguno de los nosocomios en el puerto.
La Policía Naval y el ayuntamiento reforzaron los operativos en bares y cantinas de la ciudad, los elementos del Mando Único recorren los antros de vicio acompañados por funcionarios municipales; sin embargo, se desconoce si estas acciones están relacionadas con la desaparición de las jovencitas.
No obstante, en lo que va del año un par de mejores de edad –de 14 años de edad- ya fueron rescatadas de bares donde eran obligadas a trabajar y ahora se encuentran a salvo con sus familiares.
Los propietarios ya fueron consignados por las autoridades y enviados al Centro de Readaptación Social (Cereso) “Duport Ostión”.

Comenta

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




A %d blogueros les gusta esto: