Gasolina sube y sube

 

A13-a (1)

 

 

Cocktelera
Coatzacoalcos

 

Pasa como con el tequila, resulta que aunque sólo se haga en México acá es precisamente donde más caro nos sale. Así igualito es con la gasolina.
Resulta que un estudio realizado por la Dirección General de Servicios de Documentación, Información y Análisis (DGSDIA) de la Cámara de Diputados en el país cada persona que tiene un auto destina el 3.4 por ciento de su salario en gasolina –parece poco- mientras que en países como Argentina y Brasil, el gasto en combustible  es de 1.8% y 1.2%, respectivamente.
Y ese desfase con relación a esos países tiene una explicación sencilla: de 2007 a 2013  el precio de la gasolina Premium se incrementó 44.7 por ciento en términos reales; la Magna, 69.6, y el diesel 106 por ciento.
Los ‘minideslizamientos’ o ‘gasolinazos’, díganle como quieran, están afectando el poder de compra, debido a que el ingreso monetario por persona a nivel nacional es inferior al que reciben los habitantes que viven en la mayoría de los países desarrollados de Europa, Asia y algunas naciones de América Latina con una actividad económica similar a la nuestra, abundó.
Así que no importa que nuestros pulmones estén impregnados de coque o que toda la contaminación que se genera, directa o indirectamente, para producir gasolinas en Minatitlán le pegue al sur de Veracruz, aquí la pagamos más y más cara cada día.
En nuestro país, el consumo per cápita de gasolinas es mayor en 22 por ciento que en Alemania, 71% que en Italia, 103% que en Chile, 141% que en España y Francia, 192% que en Argentina, 242% al de Brasil y 567% que el de China, puntualizó.

 

 

Comenta

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




A %d blogueros les gusta esto: