La puerta de la selección se le abre al Chaco

 

chaco

Cocktelera

Diez años después de llegar a México por primera vez a los Tiburones Rojos de Veracruz, Christian ‘Chaco’ Gíménez puede gritar a los cuatro vientos que ya es mexicano.

Y es que desde hace seis meses comenzó con su trámite de naturalización que hoy llegó a su fin para alegría tanto del jugador como de la directiva de Cruz Azul.

“Hoy es un día muy feliz en mi vida. Sé lo que va a venir y no me asusta, estoy orgulloso de ser mexicano” fueron las primeras palabras que dio el Chaco tras recibir su carta de naturalización.

El Chaco, quien nació hace 32 años en Resistencia, Argentina, culminó así el proceso que inició hace seis meses con el Gobierno Mexicano.

“Son 10 años, tengo un cariño especial por este país, es mi país, se hizo realidad algo que fue una elección de uno”, añadió.

Giménez llegó a jugar a México en 2004 para los Tiburones del Veracruz. Después estuvo en el América, Pachuca y desde el 2009 con Cruz Azul. Ha jugado 312 partidos en la Liga MX.

“Yo siempre trato de disfrutar las emociones, yo lo comentaba con un amigo mío que estaba ansioso, nervioso, estoy contento porque es algo que hace mucho tiempo lo quería hacer, estoy muy feliz. A pesar de que un papel no quiere decir que seas más mexicanos que antes, estoy muy feliz porque ya tengo pasaporte mexicano”, aseguró.

La gran pregunta será si ahora que es mexicano el Chepo lo contemple para la selección.

Comenta

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




A %d blogueros les gusta esto: