Mayasutra, amar con equilibrio

maya-sutra-012

Caña

 

Si pensabas que sólo podías disfrutar del sexo en una tradicional cama, en un sofá, en un escritorio o hasta en la mesa de la cocina, estás muy equivocado, pues así como existe el Kamasutra, acá tenemos el Mayasutra.

Podrá sonar raro, pero es real, el Mayasutra está basado en el Hamacasutra, un conepto creado por el venezolano Carlos Torrealba, máster en filosofía, doctor en Ciencias Políticas y Sociales, maestro en arte militar y poseedor de otros tantos títulos, pero que cierto día prefirió estudiar las verdaderas raíces del ser humano.

El Hamacasutra encierra valiosos puntos que valdría la pena probar; pues es una especie de manual teórico y práctico sobre el amor y su expresión en el acto sexual, al ritmo del balanceo suave y constante de una hamaca.

Comencemos por describir el escenario de este misterioso “ritual” el cual está compuesto por un pedazo de tejido colgado por las dos puntas, que -aunque no pareciera- resiste bastante bien. No hay que ser malabarista para lograr la satisfacción en una hamaca, basta con intentarlo pues es un mundo de posibilidades placenteras, ya que te puedes agarrar de cualquier parte, con los pies y con las manos; además es un instrumento anatómico así que da igual si eres gordo o flaco, y ves, no tienes de qué preocuparte.

Hay más de 60 posiciones, encontrarás las ventajas y desventajas de cada una de ellas, así como el nivel de manipulación, penetración y recomendaciones acerca de cómo colgar la hamaca para lograr los mejores resultados, puesto que lo último que queremos en ese momento es caernos y arruinar el instante de amor.

Viento

Viento

Serpiente

Serpiente

Piedra

Piedra

Mono

Mono

Conejo

Conejo

Comenta

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




A %d blogueros les gusta esto: