La reina se despidió con el oro

CAMPEONATOS DEL MUNDO DE ATLETISMO

No había otra forma para que Yelena Isinbayeva se retirara, con medalla de oro y ante su público.

Yelena , la atleta más carismática de la última década, puso un remate de oro a su gloriosa carrera deportiva con su tercer título mundial de pértiga.

Quiso regalar a su público un nuevo récord mundial, el que habría sido el número 29 de su carrera, pero la atleta de Volgogrado no pudo con los 5,07 cuando, sola en competición y tras haber celebrado su triunfo con saltos de alegría, intentó, sin éxito, superar los 5,07 metros.

Un salto de 4,89, ejecutado al primer intento, fue la marca ganadora que permanecerá para la historia ligada al adiós de la “Zarina”, aun cuando haya dejado la puerta entreabierta a un posible regreso.

A lo largo de su carrera deportiva la atleta de Volgogrado ha conseguido 28 récords mundiales. No podrá, por tanto, ver realizado su sueño de alcanzar los 35 récords del ucraniano Sergey Bubka, actual plusmarquista masculino de pértiga reconvertido en vicepresidente de la IAAF y aspirante a la presidencia del COI.

Isinbáyeva ha protagonizado una despedida acorde con su elevado rango, después de sus fracasos en los dos últimos Mundiales. En los anteriores -Daegu 2011- sólo fue sexta. En los anteriores -Berlín 2009- no fue capaz de hacer un solo salto válido en la final. Sus títulos mundiales databan de Helsinki 2005 y Osaka 2007.

Comenta

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




A %d blogueros les gusta esto: