Phubbing, pon fin a los enajenados al celular

celulares

En el idioma inglés empezó a llamarse “Phubbing” a dejar de prestarle atención a la persona que tienes al lado por mirar tu celular. Preferir mirar a la pantalla de tu teléfono para actualizar un estado de Facebook, para publicar algo en Twitter (o leer el timeline), para enviar mensajes por WhatsApp, jugar, pedir vidas en el Candy Crush, o lo que sea. Elegir al aparato por sobre la persona que tienes en frente.

Pasa en restaurantes, bares, casas, oficinas, caminatas, parques, shoppings, iglesias, recitales, entre conocidos, amigos, novios, y hasta entre famosos.

Un grupo de gente, cansado de los amigos que los dejan hablando solos por mirar su Facebook, decidió crear el sitio “Stop Phubbing” con el fin de combatirlo. Ellos mismos, de hecho, le pusieron nombre a la acción. Se llama phubbing, y no lo quieren más. Está muy bien animado (se arma o desarma mientras vas “haciendo scroll”), en tono irónico tira algunos “hechos”, y tiene algunas buenas propuestas.

Hay posters para que los dueños de restaurantes impriman y peguen en sus espacios, hay una carta modelo para enviarle a ese amigo que quieres tanto pero que suele hacerte “phubbing”, ideas de intervención, y hasta tarjetas para poner en tu casamiento.

El movimiento lo empezó un joven de 23 años de Melbourne llamado Alex Haigh, y ya llegó como noticia hasta diarios como el inglés “The Guardian”, noticieros de todo el mundo, blogs, sitios como BuzzFeed, y demás. Y también tiene su página de Facebook con ideas, fotos, noticias, y propuestas.

Una de esas ideas es el “Phublotto”, aquel juego para amigos en el que se apilan los smartphones de todos y el que toca su teléfono paga la cuenta de toda la mesa.

 

wpid-Photo-10022012-2016
Instrucciones para el ‘Phublotto’

1. El juego comienza el momento en que ordenan su comida.

2. Todos ponen sus teléfonos boca abajo en el centro de la mesa apilados uno encima del otro. Este es un buen momento para quitar el vibrador y poner los teléfonos en Silencio.

3. Está prohibido tomar su teléfono durante el periodo de la comida.

4. El primero que caiga en la tentación y tome su teléfono, pierde; como castigo deberá pagar la cuenta de todos los que estén en la mesa.

5. Si nadie cae, entonces cada uno paga su cuenta.

6. El juego termina cuando llega la cuenta.

 

Acá te dejamos la página del movimiento Stop Phubbing

http://stopphubbing.com/

 

Cocktelera

Comenta

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




A %d blogueros les gusta esto: