Detenidos denuncian tortura y amenazas de la PGJ

 

inocente

 

José Arturo Jara García, uno de los trabajadores de la CFE detenidos por su presunta participación en el homicidio del pastor Claudio Martínez se dijo inocente durante su comparecencia ante el juez tercero de primera instancia de este distrito, Ignacio Ochoa Jiménez, en la rejilla de prácticas del Cereso Duport Ostión de Coatzacoalcos.

Además argumentó que su declaración fue extraída por la Procuraduría General de Justicia del Estado mediante tortura y amenazas además de solicitar a la Marina resguardar a su familia.

“Voy a hacer hincapié que en estos momentos en mi declaración que sí me siento atemorizado, es porque he sido amenazado que si yo no sigo y cumplo al pie de la letra esas declaraciones apócrifas lo voy a lamentar para toda mi vida, yo y mi familia. Temo por mi familia y temo por mi vida ya que se me dijo que de no serlo así ese personal regresaría por mi”, dijo el empleado de CFE que fue detenido en Las Choapas.

“Me llevaron vendado de los ojos con dirección sin sentido en la cual llegué a un lugar donde fui severamente torturado con descargas eléctricas en mis genitales y mi cuerpo, daño psicológico, amenazas de todo tipo contra mi familia, mis hijos y esposa. Se me dijo que yo ya había mamado, yo preguntaba por qué, me dijeron que así estaba la cosa y punto”, detalló.

 

Cocktelera

Comenta

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




A %d blogueros les gusta esto: