Asesinos implacables

Palitos de paleta, monedas y pelotas de goma han acabado con la vida de varias especies de animales en el Parque Bicentenario.

 

 

Armando Ramos/Cocktelera

 

Una moneda de cinco pesos, una pelota de hule o el palito de una paleta resultaron ser armas mortales para los animales que alberga el Parque Bicentenario que se encuentra en Villa Allende.

El cocodrilo moreleti, un ejemplar de casi tres metros de longitud de varios que viven en el lugar; el mono araña o los loros de cabeza amarilla han perdido la vida debido a esa clase de objetos.

Desde su apertura, en el 2010, este refugio para animales en peligro de extinción ha sido testigo del fallecimiento de al menos 36 ejemplares, algunos casos por razones muy extrañas.

Una solicitud de información respondida por la Administración Portuaria Integral (API) de Coatzacoalcos, responsable del lugar, reveló que entre las víctimas se encuentran algunos cocodrilos moreleti, monos araña, algunas tortugas pochitoque y casquito, un loro de cabeza amarilla así como un hocofaisán.

RARAS MUERTES

El reporte enviado por API estableció que un cocodrilo moreleti sufrió “muerte por atragantamiento” al tragar una pelota de hule (probablemente suministrada por visitantes). Un mono araña, detalla la información, murió “por asfixia por tragar una moneda de $ 5.00 y una paleta de dulce con palito de cartón duro”, los cuales se sospecha habrían sido suministrados por visitantes.

El mono murió por atragantamiento. Otros ejemplares como el loro cabeza amarilla perdieron la vida al ahogarse luego de caer a una pileta. Algunas tortugas Pochitoque y casquito fallecieron por asfixia, debido a un ataque de un cocodrilo y al atorarse en un tubo hidráulico comunicador de aguas a reciclaje. Mientras que animales como el hocofaisán e incluso cocodrilos murieron tras pelear por su territorio. En tanto, un ocelote falleció por cáncer de hígado y otras tortugas y uno de los jaguares perdieron la vida por causas naturales o no determinadas.

DETALLES SIN AFINAR

El Parque Bicentenario abrió sus puertas en diciembre del 2010. Desde entonces cuenta con un espacio exclusivo para jaguares, cocodrilos y albergues de mamíferos distintos, varios de ellos en peligro de extinción. Para su construcción y equipamiento, las autoridades invirtieron alrededor de 46 millones de pesos. Sin embargo, algunas de las instalaciones del parque lucen oxidadas e incluso, no todas las áreas cuentan con un letrero para identificar la especie a la que pertenecen los animales ahí albergados. Faltan personas que guíen los recorridos y ofrezcan explicaciones sobre el sitio y sus huéspedes.

EL PARQUE BICENTENARIO ACTUAL

Al día de hoy, el parque cuenta con 174 ejemplares, principalmente tortugas, cocodrilos, loros, pericos y mapaches. La cifra ha disminuido teniendo en cuenta que el sitio inició con 202 animales, luego con 214 en 2011 y 268 en el 2012. En diciembre del 2010, el lugar logró siete mil 949 visitas. En el 2011 fueron 49 mil 611 y para el 2012 la cifra bajó a 32 mil 748.

Actualmente, el parque es responsabilidad de la Administración Portuaria Integral de Coatzacoalcos y también recibe a animales silvestres que son capturados por los cuerpos de emergencia en distintos puntos de la ciudad.

 

OBJETOS MORTALES

MONEDA DE $5.00

PELOTA DE HULE

PALITO DE PALETA

Comenta

Comentarios

A %d blogueros les gusta esto: