Hormigas ladronas

hormiga

Miles de personas entran todos los días a los supermercados de Coatzacoalcos, la mayoría con la intención de comprar, no todos. Son hombres, mujeres e incluso niños que sustraen artículos de manera ilícita. Se le conoce como “robo hormiga” y representa pérdidas de 14 mil millones de pesos en México cada año. Karina Soriano, gerente legal de ALTO México, empresa dedicada a estudiar y combatir el ilícito, indica que el “robo hormiga” es motivado por la frustración, desorden psicológico o emocional, estrés, depresión y gusto por la adrenalina de quienes lo cometen, sin olvidar la intención de ganar dinero fácil, además de quienes roban para traficar en el mercardo informal y éste se convierte en un modo de vida.

“Ropa, desodorantes, jabones, maquillaje, perfumes, discos y artículos de uso personal representan 70% de la mercancía sustraída; el 30% restante corresponde a artículos perecederos, aparatos electrónicos o artículos para el hogar”, asegura. Estos datos fueron revelados por un estudio hecho recientemente por la empresa ALTO México, quien lleva 3 años de operación en la industria del retail. Sobre este mismo estudio, la empresa registra que 60% de los ladrones “hormiga” son hombres y 40% mujeres. A pesar de que, en México, el llamado “robo hormiga” no está tipificado como un delito grave, los especialistas señalan que los delitos menores suelen ser el inicio de una carrera delictiva, por lo que es importante combatirlos. Para ello, “ALTO propone un plan integral a las empresas mexicanas, con el cual pueden identificar a los responsables de los robos, presentarlos a las autoridades correspondientes y evitar la corrupción que en muchas ocasiones se comete en los ministerios públicos”, afirma Soriano.

 

TIPOS DE LADRONES

Hay cinco tipos de ladrones hormiga.

15.2%, IMPULSIVOS: Personas que no planifican; roban sin importar el valor del producto y, ante la detención, muestran sorpresa, ya que se trata de un proceso traumático que les causa culpa y vergüenza.

15%, OCASIONAL: Es aquél que ha cometido otros robos; sus motivaciones van desde el desafío personal hasta el reto de otros grupos. Siempre reconoce la ilegalidad de sus acciones y, ante la consignación, muestra una fuerte carga emocional. Un alto porcentaje de éstos cambia su conducta delictiva ante la sanción.

2.7%, EPISÓDICO: Generalmente enfrenta graves problemas emocionales y psicológicos; roba productos sin trascendencia y lo hace cuando está estresado. Muestra culpa cuando es sorprendido y se deprime.

55.2%, AMATEUR: Individuos con patrones regulares de robo; hurtan cosas pequeñas y fáciles de ocultar. Sus técnicas son simples y llevadas a cabo después de evaluar los riesgos y beneficios. Al ser aprehendidos emplean estrategias de manipulación para evitar el castigo.

11.9%, SEMIPROFESIONALES: El “robo hormiga” es parte de su estilo de vida y lo hacen semanalmente. Emplean técnicas depuradas; son el único grupo que vende los productos que sustraen para ganar dinero y lujos personales. Sienten que son tratados injustamente por la sociedad, por lo cual merecen más de lo que reciben y delinquen con el fin de compensar tal “injusticia”.

Comenta

Comentarios

A %d blogueros les gusta esto: