Encuentran mina de oro en alcoholímetro

El Gobierno de Veracruz encontró en el alcoholímetro una minita de oro.

 

Y es que en los últimos dos años, las multas aplicadas por conducir en estado de ebriedad en las principales avenidas de Coatzacoalcos han generado ingresos por casi medio millón de pesos, informó la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan).

 

A través de la solicitud de información con folio 00014616, la dependencia precisó que en el 2014 se recaudaron 218 mil 822 pesos con cincuenta centavos mientras que en el 2015 la cifra se elevó a 262 mil 875 pesos con 37 centavos, aunque no se precisa la cantidad de multas aplicadas debido al alcoholímetro.

 

De acuerdo al informe, en enero del 2014 ingresaron a las arcas estatales tres mil 187 pesos con 50 centavos, 94 mil 382 pesos en julio de ese mismo año, 52 mil 339 pesos en agosto, 18 mil 519 pesos con 50 centavos en septiembre, 19 mil 125 pesos en octubre, cinco mil 737 pesos con cincuenta centavos en noviembre y 25 mil 532 pesos en diciembre.

 

En el 2015, el importe fue de 24 mil 973 pesos con 16 centavos en enero, 18 mil 226 pesos con 8 centavos en agosto, 39 mil 256 pesos con 15 centavos en septiembre, 68 mil 259 pesos con 97 centavos en octubre, 53 mil 276 pesos en noviembre y 58 mil 884 pesos en diciembre.

 

Según el reglamento de Tránsito vigente, la multa por conducir en estado de ebriedad es de 65 salarios mínimos, es decir, cuatro mil 550 pesos, aunque al pagar dentro de los cinco días siguientes aplica un descuento del 75 por ciento.

 

No obstante, el delegado de Tránsito en la localidad, Fredy Escobar Huervo, recordó que el conductor puede quedar a disposición del Ministerio Público.

 

En entrevista, el funcionario reveló que tan sólo durante el segundo semestre del 2015, cuando llegó al cargo, aproximadamente 200 automovilistas fueron puestos a disposición de las autoridades ministeriales mientras que sus unidades son enviadas al corralón hasta resolver su situación jurídica.

 

Recalcó que una persona que conduce bajo los efectos del alcohol o alguna droga puede poner en peligro la vida de terceros, sin contar que la probabilidad de sufrir un accidente con consecuencias fatales es muy alta.

 

Escobar Huervo agregó que los operativos de alcoholimetría continuarán y las avenidas donde se apliquen las revisiones serán seleccionadas al azar, pues al anunciarse estas acciones los conductores toman rutas alternas para evadir a las autoridades.

 

Armando Ramos/Cocktelera

Comenta

Comentarios

A %d blogueros les gusta esto: