La mujer con el mayor grado de kárate del mundo

Marisa Rozalén ha dedicado casi toda su vida al kárate y, tras 38 años de práctica, se ha convertido en la primera mujer en el mundo en alcanzar el cinturón negro octavo dan. “Ser la única no implica necesariamente ser la mejor”, explica.

La Federación Mundial de Kárate (WKF, por sus siglas en inglés) ha reconocido recientemente a la española Marisa Rozalén el cinturón negro octavo dan, el grado más alto alcanzado por una mujer en este deporte.

“El esfuerzo, el espíritu de superación, la perseverancia y la constancia son algunos de los valores que han hecho posible este reconocimiento”. En entrevista con , Rozalén habla apasionadamente del kárate, “que dejando a un lado la imagen que transmiten las películas, es un deporte con muchos valores, muy espectacular y estético”.

La karateca española obtuvo su primer cinturón negro hace 35 años y durante doce ganó tres subcampeonatos de la Copa del Mundo y seis campeonatos de Europa en la modalidad de katas. Hoy, retirada de la alta competición, Rozalén aporta su gran experiencia en la enseñanza de este deporte a los más pequeños, y como “coach” ejecutivo en el mundo empresarial.

++ ¿Qué significa ser la única mujer que alcanza ese grado?.
++ La WKF cuenta con más de diez millones de licencias, así que ser la primera mujer entre tantos karatecas es una gran satisfacción. Es algo que no se puede lograr por casualidad o de un día para otro, ya que la normativa internacional es muy exigente.

Suponiendo que apruebes todas las convocatorias a la primera se necesitan al menos 35 años de práctica federada demostrada desde la obtención del cinturón negro y aprobar los ocho exámenes correspondientes. Si suspendes alguna, entonces la cifra de años para lograrlo se dispara.

Ser la primera mujer no implica necesariamente ser la mejor, aunque seguramente el esfuerzo, el espíritu de superación, la perseverancia y la constancia sean algunos de los valores que lo han hecho posible.

++ ¿Cómo se consigue el octavo dan?.
++ La normativa para la obtención de danes es extensa, compleja y muy técnica. Podría decirse que una vez logrado el cinturón negro primer dan se va conformando la progresión de los conocimientos, los valores morales y el dominio de la técnica.

Para obtener ese nivel se valora mucho la docencia, el número de alumnos formados y sus resultados en competición. En mi caso, son casi cuatro mil niños en edades comprendidas entre los 4 y 12 años. También el número de cinturones negros, cursos y trabajos de investigación y desarrollo. Yo trabajo en un programa de desarrollo de la creatividad en los niños a través del kárate, y en otro para directivos, sobre las técnicas y conceptos del kárate, aplicados al ámbito de la empresa.

+++ ¿Uno de los requisitos para alcanzar el octavo dan es haber cumplido los 51 años?.
++ Es uno de los requisitos administrativos, sin él no puedes presentarte al examen, lo cual no quiere decir que por tener esa edad y seguir en activo, ya lo puedas obtener. Conozco algún compañero al que le han suspendido. Para alcanzarlo hay otros requisitos y determinantes de tipo técnico, docente y de investigación. Los otros dos requisitos administrativos de la WKF son llevar 35 años de práctica federada demostrada desde la obtención del cinturón negro 1er dan, y 8 años desde el 7º dan.

+++ ¿Cuál es el tope del kárate? ¿La máxima aspiración de una karateca como usted?.
++ Para el 9º dan se exige haber cumplido 60 años y llevar 44 años de cinturón negro, y para el 10º dan 70 años cumplidos y 50 años de cinturón negro, ¡toda una vida! Mi maestro japonés, Yasunari Ishimi, es uno de los pocos que existen en el mundo, y sigue en activo, dando clase y en plena forma. Yo de momento no me veo con el 9º.

+++ ¿Qué papel ocupa la mujer en un deporte como el kárate?.
++ El papel de la mujer es cada vez mayor, el número de practicantes féminas ha aumentado mucho en los últimos tiempos. Sin embargo, al igual que sucede en el entorno empresarial, en los puestos federativos los cargos directivos son escasos. Creo necesario que las mujeres que van llegando alto en cuanto a grados, arbitraje y competición, sirvan de modelo de liderazgo, porque los éxitos de todas, siempre suman.

“UN DEPORTE MUY EQUILIBRADO”.

+++ ¿Cómo convencería a una mujer para que practicase kárate?.
++ Fácil, solamente tiene que probarlo. El problema es que debido a esa falsa imagen que ofrecen las películas la mujer no se siente atraída, no me extraña. Sin embargo, el kárate es un deporte muy equilibrado, se trabajan todos los sistemas del cuerpo humano, y todos los miembros por igual. No deforma el cuerpo femenino, aportándole tono muscular, plasticidad y sentido estético.

Además favorece el desarrollo cognitivo, la autoestima, el autocontrol y la autoconfianza. Nunca pensé que un deporte pudiera aportar tanto. Y, aunque es una modalidad deportiva, no cabe duda de que, en un momento dado puede ser útil como autodefensa.

++ Qué ha sacrificado para alcanzar ese grado?.
++ El octavo dan es una carrera de fondo, en su momento pude compaginarlo con la licenciatura en Ciencias de la Información y los postgrados en Psicología, incluso con la docencia en universidades y escuelas de negocios, pero es más difícil en el ámbito de la empresa.
También es cuestión de organizarse y simplificar, aunque es verdad que hay que saber decir no a muchas cosas. Por ejemplo, yo era publicista cuando tuve que tomar la decisión de renunciar a un cargo directivo para ser miembro del equipo español. Los viajes y concentraciones eran incompatibles. Tomé la decisión adecuada, lo disfruté durante diez años y además descubrí mi pasión por enseñárselo a los niños. El kárate me ha devuelto, veinte años después, la oportunidad de unir deporte y creatividad.

 

Comenta

Comentarios

A %d blogueros les gusta esto: