Además del Tsuru, adiós al Aveo, Matiz, Tiida y Gol

Además del Tsuru, las versiones sin bolsas de aire y frenos ABS de los autos Aveo, Matiz, Tiida y Gol también dejarán de venderse en México a partir de 2019. Esto porque ningún vehículo nuevo sin estos dispositivos podrá comercializarse en el país a partir de esa fecha, según la nueva norma de seguridad.

Entre los sistemas de seguridad que los fabricantes de autos deben incorporar a los vehículos que vendan en México, están las bolsas de aire, los frenos ABS, apoya-cabezas en los asientos, cinturón de seguridad, intermitentes, luz de freno y sistema desempañante. Son dispositivos que en Estados Unidos, principal destino de exportación de los vehículos hechos en México, ya se exigen desde hace 30 años.

Guido Vildozo, analista del sector automotriz de la consultora IHS, considera que el mayor impacto será para aquellos modelos, como el Nissan Tsuru o el Chevrolet Matiz, que fueron desarrollados hace más de 30 años bajo parámetros regulatorios que ya son obsoletos en la mayoría de los países donde se llegaron a comercializar. Por lo mismo, requerirían un rediseño completo para poder cumplir con la nueva regulación.

Nissan, por ejemplo, evalúa dejar de vender el modelo Tsuru en México. “El Tsuru no va a entrar con bolsas de aire. No tiene estructura para eso. Es imposible. Eso no va a pasar. Lo que sí va a pasar en determinado momento es que el Tsuru tendrá que salir. Nosotros ya estamos preparando algo para el futuro”, dijo Airton Cousseau, presidente y director general de Nissan en México.

El impacto será menor para modelos como el Chevrolet Aveo o el Volkswagen Gol, que fueron diseñados para cumplir con las regulaciones internacionales, y que por eso se ofrecen en México con bolsas de aire y frenos ABS, en algunas de sus versiones.

En las distribuidoras de General Motors y Volkswagen, por ejemplo, los vendedores dan a los clientes la posibilidad de incluir estos dispositivos por 15,000 pesos adicionales. Las versiones más equipadas de estos modelos ya traen estos sistemas de seguridad desde la fábrica, además de otros elementos como vidrios eléctricos y rines de aluminio.

La Secretaría de Economía dio a las armadoras tres años para adaptar sus procesos. Stephan Brodziak, coordinador de Seguridad Vehicular de la organización El Poder del Consumidor, dijo que este tiempo servirá a las armadoras para buscar modelos que reemplacen a los que saldrán del mercado o para empezar a sacar el stock de los modelos que no tienen la tecnología.

General Motors ya redujo 5% el precio de la versión más básica del Aveo, la que no cuenta con bolsas de aire ni frenos ABS. En marzo, la versión LS costaba 157,600 pesos, mientras que en abril ya estaba en 149,900 pesos, según las listas de precios de la armadora.

 

Cocktelera

Comenta

Comentarios

A %d blogueros les gusta esto: