Buscapiés

Buscapiés

 

Luis Enrique Rivas
 

Andar en camión, bailar la iguana, jugar carreritas, invocar a las fuerzas externas y por qué no, colocar ratoneras en el palacio municipal, son algunas de las puntadas, recientes y no tanto, que se ha aventado el alcalde porteño Víctor Carranza Rosaldo desde que apareció como por sorpresa en la vida pública de la ciudad.
Muchos de estos chascarrillos seguramente salen de su ronco pecho, otros probablemente son a sugerencia de su lúcido equipo de asesores, pero todas, para bien o para mal  dan de qué hablar.
Lo que no se debe perder de vista es que se trata sí, de la máxima autoridad municipal, pero también de un ser humano que al parecer tiene su lado de picardía y que busca divertirse en lo que para él, según sus dichos, es la máxima responsabilidad de su vida. Nada con exceso, todo con medida.
La inminente llegada de Cuitláhuac García Jiménez al gobierno del estado pone los pelos de punta al morenismo. El proceso de selección de las personas y seres humanos que se harán cargo de las principales carteras del gobierno veracruzano es una tarea ardua de la que no se sabe bien a bien quién se hace cargo. Lo mismo gira instrucciones Rocío Nahle que Amado Cruz Malpica, las listas las hace Manuel Huerta y las deshace Ricardo Ahued, la familia Robles busca un hueco en las decisiones, pero Tania Cruz también tiene su corazoncito. La pelea por el hueso será sangrienta y al final de cuentas la aún diputada, próxima senadora por un día y futura secretaria de Energía Rocío Nahle seguramente estará sumida cabilando en dónde construir las nuevas refinerías y no tanto en escoger quién será el oficial mayor de la secretaría de Educación en el estado… o sí.

En el Congreso del estado las cosas empiezan a tomar color. La composición de la siguiente legislatura es un hecho que será marcadamente morenista con una participación priista que, si juegan bien sus cartas, podría pasar de testimonial a clave. Y para muestra es la postura del actual coordinador de la bancada priista, Juan Nicolás Callejas que sumó a los legisladores del PRI con los de Morena para evitar el albazo del PAN en el tema de la lección de magistrados y fiscal anticorrupción. El paso del PRI por la siguiente legislatura local dependerá directamente de su quehacer político como partido bisagra que ayude o no a Morena en el trabajo legislativo.

A Luis Rendón no le sale nada… o casi. Una pena que el tercer director de la Comisión de Agua del estado de Veracruz en Coatza, no funcionó ni como operador político, ni como administrador público, aunque sus dotes de Don Juan siguen intactas. En la oficina a su cargo no tienen bien claro ni de cuánto ni de qué tamaño es la nómina que pagan cada mes, su organigrama es un misterio y como cereza del pastel gastan más de lo que ingresan. Lo bueno es que ya se va.

Comenta

Comentarios

A %d blogueros les gusta esto: