‘Encuera’ CFE a hoteles y comercios de Coatza que se roban la luz

La Comisión Federal de Electricidad (CFE) informa que implementó un operativo para la detección de diablitos en Coatzacoalcos y los nombres que aparecieron seguramente causarán sorpresa.

Durante los operativos se encontraron anomalías en la infraestructura eléctrica y/o en los equipos de medición del consumo de energía eléctrica de la empresa “Dipepsa”, en los hoteles, “Los Andes”, “Suites Maviels”, “Zona G”, “Aguamarina”, “Terranova”, y en la fábrica de hielo “La Victoria”.

En un comunicado, la empresa señala que “durante el operativo los servidores públicos de la CFE de la Zona Coatzacoalcos recibieron amenazas por suspender la energía eléctrica ilícita al hotel “Terranova” y a la fábrica de hielo “La Victoria”. Estas empresas se encuentran en investigación por parte de las autoridades correspondientes”.

Añade que “el robo de energía eléctrica atenta contra el patrimonio de la Comisión Federal de Electricidad y, por consiguiente, de la Nación. Es por ello que, de conformidad con las facultades y atribuciones que la ley establece, la CFE suspendió el servicio a los usuarios que presentaban irregularidades e inició el procedimiento legal correspondiente ante las autoridades competentes”.  

Para finalizar el comunicado la CFE señaló que “reitera su compromiso para erradicar el delito federal de robo de energía eléctrica, en estrecha coordinación con las autoridades de procuración de justicia federal y estatal en el estado de Veracruz. Asimismo, invita a la ciudadanía a reportar de manera anónima a quienes se encuentran conectados ilegalmente al servicio eléctrico, en la línea telefónica nacional 071, en centros de atención a clientes y en la cuenta de Twitter @CFE_Contigo”.

La semana pasada la Comisión Federal de Electricidad (CFE) tuvo que cerrar su centro de atención a clientes en Coatzacoalcos debido a que sus empleados han sido amenazados por supuestos integrantes del crimen organizado.

Trabajadores afectados explicaron que han recibido intimidaciones y agresiones desde que la empresa comenzó a cobrar a morosos en la región.

De forma anónima alertaron que el sábado 30 de marzo fue baleada la vivienda del superintendente, Víctor Saturnino González Aburto, sin que nadie resultara herido.
Por esta razón fue cerrado hasta nuevo aviso el Centro de Atención ubicado en la calle Hidalgo, en el centro de la cabecera municipal.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*