Dos meses después, perro robado regresa a sus dueños

Compartir:

Bolo regresó a casa tras dos meses de búsqueda de su familia pues fue robado en el fraccionamiento Puerto Esmeralda de Coatzacoalcos.

Bolo, un pitbull blue de un año presuntamente se había perdido, sin embargo a su dueña Yutsil Cisneros, la habían intentado extorsionar  personas que aseguraron que a su mascota la utilizarían en peleas clandestinas de perros.

“Hasta la fecha el perro no ha aparecido, nos han hablado, nos han  mensajeado, incluso nos extorsionaron diciéndonos que tenían a nuestro perro en la Teresa y nos dijeron que se lo iban a llevar a un rancho en Allende para peleas, nos pedía dinero y resultó que al final era todo mentira”, indicó.

Bolo no fue rescatado solo, lo acompañaba una hembra de la misma raza, pues el reporte le llegó a la familia a través de las redes sociales.

Bolo hace unos meses, antes de ser robado.
Prohibirán tanques de gas a vendedores ambulantes
Ahora extorsionan con mascotas

Desafortunadamente Bolo no fue encontrado en las mejores condiciones, presenta heridas en el rostro, presuntamente mordidas de otro can.

Bolo fue encontrado con una hembra de su misma raza. Presentan heridas en diversas partes del cuerpo.

“Nuestra búsqueda ha terminado, ‘Bolito’ al fin está en casa con su familia, apenas escuchó su nombre y corrió a nosotros, mil gracias a todas esas personas que nos ayudaron a compartir, que nos marcaban, etcétera, de verdad gracias enteramente.

Gracias a Dios se le escapó a la persona que se lo había robado es evidente para que lo querían, ahora nos toca curar sus heridas”, escribió en su red social Yutsil.

Estos no son los únicos casos en Coatzacoalcos, todos los días personas reportan en páginas de Facebook el robo, extravío y abandono de mascotas.

La Asociación de Veterinarios del Sur de Veracruz, también señaló que existen grupos dedicados a extorsionar a los dueños de mascotas cuando ocurre un extravío.

“Todos los días nos ocurre, si descuidamos a los niños, que no descuidemos a las mascotas, claro que se los roban y a veces nos están queriendo extorsionar con una recompensa y ese tipo de cosas, pero bueno hay gente muy malvada”, aseveró el presidente de la organización, José Fernando  García Juárez.

La historia de Bolo tuvo un final feliz, ahora falta encontrar al dueño de la hembra pitbull blue con la que fue hallado.

Síguenos en nuestra página de Facebook
Más noticias aquí
Compartir: