domingo, febrero 25, 2024
spot_img

La resaca de azúcar en época de Navidad: qué son y cómo evitarlas

¿Qué es ese fenómeno que nos hace sentir raros después de ingerir mucha azúcar? Ocurre cuando algo que comiste hizo que tu nivel de azúcar en la sangre aumentara (muy arriba de lo normal) y esto tiene consecuencias incómodas pero de corta duración.

“Comer una gran cantidad de azúcar o carbohidratos simples en una sola toma puede provocarte algunos efectos secundarios leves, pero desagradables, especialmente si el nivel de azúcar en la sangre aumenta lo suficiente”, dice la Dra. Karla Saint Andre, endocrinóloga del Hospital Houston Methodist. “Para la mayoría de las personas, este rápido aumento del azúcar en sangre no dura mucho y los síntomas relacionados no son motivo de preocupación inmediata”.

Muchos hemos experimentado el malestar de una resaca que conlleva beber demasiado, pero ¿qué sabes realmente sobre la resaca azucarada?

¿Qué es exactamente una resaca de azúcar?

“El cuerpo de la mayoría de las personas es excelente para regular los niveles de azúcar en la sangre, por lo que los picos de azúcar en la sangre suelen ser breves. Pero, si comes una gran cantidad de azúcar o comes una comida rica en carbohidratos, puede haber un corto período de tiempo en el que te vuelvas hiperglucémico, lo que significa que tu nivel de azúcar en la sangre alcanza niveles lo suficientemente altos como para causar efectos secundarios incómodos”, explica la especialista.

Busca evitar la resaca de azúcar.

Este tipo en particular de hiperglucemia se llama hiperglucemia posprandial o, más simplemente, hiperglucemia después de las comidas, puede tardar hasta unas dos horas en desarrollarse y los síntomas de hiperglucemia incluyen:

* Fatiga

* Sensación de niebla

* Visión borrosa

* Aumento de la sed

* Dolores de cabeza

Además, cuando tu cuerpo intenta manejar el aumento de azúcar en la sangre, puede sobrecorregirlo, lo que se convierte en un breve estado de bajo nivel de azúcar en la sangre, llamado hipoglucemia reactiva. Esto, a la vez, puede provocar otros síntomas de aturdimiento, temblores, irritabilidad, sudoración, ansiedad y palpitaciones. Si tu nivel de azúcar en la sangre baja peligrosamente, puede llevarte a tener una pérdida del conocimiento e incluso la muerte.

¿La resaca de azúcar es mala para ti?

Para la mayoría de las personas, una resaca de azúcar no es más que una molestia inmediata y temporal. Pero, a largo plazo, la causa oculta de la resaca de azúcar puede tener mayores consecuencias.

“Los síntomas leves asociados con la hiperglucemia posprandial pueden no ser motivo de preocupación en sí mismos, pero el aumento de azúcar en la sangre que provocan esos síntomas puede afectar la salud con el tiempo si ocurren con frecuencia”, advierte la Dra. Saint Andre, endocrinóloga del Hospital Houston Methodist.

En el estado más saludable, el cuerpo sabe cómo manejar los picos de azúcar en sangre. De hecho, tiene sensores y mecanismos específicos diseñados únicamente para mantener en equilibrio los niveles de azúcar en sangre. Así es cómo funciona:

Tan pronto como tu cuerpo detecta que el nivel de azúcar en sangre está aumentando, tu páncreas libera insulina, una hormona que ayuda a tu cuerpo a convertir la glucosa en energía y a almacenar la glucosa adicional para un uso posterior. El resultado final es mucha energía inmediata, algunas reservas de energía las cuales se pueden aprovechar más adelante si es necesario y el nivel de azúcar en la sangre se normaliza. Para la mayoría de las personas, todo este proceso ocurre con bastante rapidez.

“El problema, es cuando los picos frecuentes de azúcar en sangre con el pasar del tiempo, provocan resistencia a la insulina y que podría convertirse en diabetes tipo 2”, advierte la Dra. Saint Andre. “Cuando tu cuerpo se vuelve resistente a la insulina, incluso aunque sea capaz de producir mucha insulina, es mucho más difícil controlar el nivel de azúcar en la sangre y, desafortunadamente, esto significa que es más probable que tu nivel de azúcar en la sangre permanezca alto durante períodos de tiempo más prolongados. Si esto persiste, entonces se desarrolla diabetes tipo 2”.

Los niveles altos de azúcar en sangre dañan los vasos sanguíneos y, al final, provocan afecciones de salud como:

* Cardiopatía

* Nefropatía

* Ataque al corazón

* Problemas de la vista

“En otras palabras, la mayoría de las personas no necesitan preocuparse tanto por los síntomas de la hiperglucemia posprandial, pero sí con frecuencia adoptan conductas alimentarias que aumentan el nivel de azúcar en la sangre, y tarde o temprano podrían conducir al desarrollo de diabetes tipo 2″, resalta la Dra. Saint Andre. “Las personas que tienen diabetes, por otro lado, necesitan tomarse la hiperglucemia posprandial mucho más en serio porque es mucho más fácil que el azúcar en la sangre aumente a niveles poco saludables y que se produzcan consecuencias más graves, inmediatas y a largo plazo”.

¿Se puede evitar la resaca de azúcar?

Es difícil elegir una pieza de fruta en lugar de un puñado de galletas como postre noche tras noche. Así como es difícil pedir café filtrado en lugar de un café con leche y caramelo la mayoría de los días de la semana. Es realmente difícil evitar darse un atracón con esos postres que están presentes durante las fiestas decembrinas.

La Dra. Saint Andre, endocrinóloga del Hospital Houston Methodist comparte cuatro consejos para evitar las resacas de azúcar en esta Navidad y Año Nuevo.

1. No te excedas

No hace falta decirlo, pero te lo diremos de todos modos: la forma más efectiva de prevenir una resaca de azúcar es evitar exagerar con los alimentos que tienen más probabilidades de causar un aumento de azúcar en la sangre, es decir, azúcares agregados y carbohidratos simples.

“En una dieta de 2000 calorías, sólo alrededor de 900 de ellas deben provenir de carbohidratos. Además, es mejor si la mayoría de estos carbohidratos son carbohidratos complejos, como verduras, cereales integrales y legumbres, y no carbohidratos simples que pueden aumentar fácilmente el nivel de azúcar en la sangre”, aclara la Dra. Saint Andre. “Si decides darte un capricho navideño, ¡está bien! Pero debes saber que hacerlo con frecuencia puede tener consecuencias serias a largo plazo”.

2. Equilibra tu comida

Los alimentos con alto contenido de azúcar y/o carbohidratos simples se digieren más rápidamente y la glucosa resultante se absorbe de súbito en el torrente sanguíneo. Sin embargo, agregar otros nutrimentos a la comida puede ayudarte a ralentizar este proceso.

“Si sabes que estás a punto de comer algo con un alto contenido de azúcar o carbohidratos simples, agrega un poco de fibra, proteína o grasa saludable que ayudará a tu cuerpo a absorber más lentamente la glucosa resultante, lo que te llevará a tener un aumento más gradual del nivel de tu azúcar en la sangre, en lugar de que un pico de azúcar inmediato”, indica la Dra. Saint Andre.

3. Aprovecha el índice glucémico

El índice glucémico es una herramienta realmente útil que todos debemos considerar.

“Se trata de una medida que puede ayudarte a comprender si un carbohidrato aumenta el nivel de azúcar en la sangre rápidamente o más gradualmente. Para evitar un pico de azúcar en la sangre, elige carbohidratos que provoquen aumentos graduales en el nivel de azúcar en la sangre, en lugar de muy rápidos”, explica la Dra. Saint Andre. “Cuanto más bajo sea el índice glucémico de un alimento, más gradualmente los carbohidratos aumentarán el nivel de azúcar en la sangre. Cuanto más alto sea el índice glucémico, más probable es que se genere un pico de azúcar en la sangre”.

4. Mantente hidratado

La hiperglucemia es, esencialmente, un problema de osmolalidad. La osmolalidad se relaciona con la cantidad de una sustancia que se disuelve en otra sustancia. En el caso de niveles altos de azúcar en sangre, el problema de osmolalidad es que hay demasiada azúcar disuelta en el líquido de tu sangre. “Cuando tienes una concentración de glucosa en el torrente sanguíneo más alta de lo habitual, tu sangre se vuelve hiperosmolar, es decir, muy concentrada”, explica la Dra. Saint Andre. “Estar deshidratado puede hacer que sea aún más fácil que la sangre se vuelva hiperosmolar, ya que hay menos líquido en la sangre para ayudar a diluir esa glucosa adicional”.

Esto significa que mantenerse hidratado puede aumentar tus posibilidades de mantener tus niveles de azúcar en sangre lo más bajos posible mientras comes algo con alto contenido de azúcar o de carbohidratos simples.

Síguenos en nuestra página de Facebook
Más noticias aquí

Artículos relacionados

Tendencias

Lo más reciente