Pueblo de Veracruz revive gracias al Tren Maya

Compartir:

Mozomboa, el pueblo de Veracruz, que revive gracias al Tren Maya.

El proyecto del Tren Maya que encabeza el gobierno federal del presidente Andrés Manuel López Obrador ha beneficiado a un pequeño pueblo de Veracruz.

Se trata del poblado de Mozomboa, ubicado en el municipio de Actopan. En este lugar viven alrededor de 3 mil personas que históricamente se han dedicado al campo, especialmente a la siembra de la caña, papaya, frijol, maíz y hasta limón.

Sin embargo con la llegada de la pandemia la situación se volvió complicada para la comunidad, a tal grado que Mozomboa corría el riesgo de convertirse en un pueblo fantasma.

Así lo cuenta Carlos Rosado, ejidatario del lugar y una de las caras más visibles del pueblo que revela que todos los habitantes vivieron momentos difíciles con la llegada del Covid a territorio mexicano.

“Muchos de los habitantes de aquí, estaban pensando en irse a Canadá o Estados Unidos a trabajar en la agricultura, no había mucho trabajo”, revela.

Pero fue ahí donde gracias al proyecto del Tren Maya que se desarrolla en el sureste tuvieron una oportunidad para darle vida nuevamente al pueblo.

Y es que en Mozomboa se encuentran varias canteras del que se extraen diversos de minerales, entre ellos el balasto que es una piedra que tiene un uso industrial y que se utiliza sobre las plataformas a las vías férreas.

Fue que varias empresas se ubicaron en esta zona para extraer el balasto y enviarlo para el sureste mexicano en donde se usará para la construcción del Tren Maya.

Pueblo de Veracruz revive gracias al Tren Maya

Pueblo de Veracruz revive gracias al Tren Maya

La más grande, Indheca grupo Constructor, que cada semana envía a Puerto Progreso, vía el puerto de Veracruz, alrededor de 14 mil toneladas de balasto a la semana.

Esto provocó una demanda de mano de obra local que fue beneficiosa para el lugar.

Desde Agosto de 2020 hasta la fecha Indheca tiene alrededor de 200 personas que laboran en el lugar, de las cuales casi la mitad, son del mismo lugar.

“La verdad el pueblo cambio, antes se le sufría hasta para comprar medicina, había gente que no tenía ni siquiera dinero para comprar medicina para un dolor de cabeza, ahora todo ha cambiado”.

Y es que no solo han sido los empleos directos los que se han generado sino que cada vez son más las personas que se han beneficiado con el trabajo que se realizan en las canteras.

“Se han hecho bodegas, ya hay más negocio, ya se ve gente que vende comida para los trabajadores, se ve otro Mozomboa” dice don Carlos que espera que el trabajo que realiza Indheca continúe por varios meses más.

Por lo pronto, la posibilidad de Mozomboa se convirtiera en un pueblo fantasma se diluyó gracias al Tren Maya.

Síguenos en nuestra página de Facebook
Más noticias aquí 

 

Compartir: