Mes y medio después Chia volvió a casa

Compartir:

Chia regresó a casa, la perrita Yorkshire Terrier cuyos dueños buscaban a través de publicidad en urbanos de Coatzacoalcos.

Joaquina Salas, explicó que tras mes y medio de búsqueda y de haber difundido el mensaje en redes sociales a través de Cocktelera, Chia fue recuperada.

Buscan a perrita perdida con lonas en camiones urbanos
Proponen crear islas artificiales en Coatza

“Nos marcaron era una señora y me dijo que creía que tenía a nuestra perrita, que se habían reunido el domingo y que su cuñada le había dicho que la perrita que tenían ellos era la perrita que estaban anunciando en facebook, incluso me estaban relatando la historia que ustedes colocaron en la publicación, que cuidaban a la niña y estaban conmigo y todo eso.

Yo la empecé a escuchar y te juro que en ese momento estaba escribiendo en el grupo de la familia, que ya habíamos encontrado a la niña, le pedí a la señora que me compartiera una imagen de la perrita y si me daba la oportunidad de ir a verla”, relató.

Dijo que la señora esperaba que Chia no fuera la mascota que había extraviado Joaquina y su familia, sin embargo si era y ya le habían puesto el nombre de “Pelusa” pues una persona se la vendió con ese nombre.

“Al mandarme la foto, era ella, era Chia, a mi mamá le puse la imagen y se dijo, es mi niña, dónde está, le dije si me permitía que nos viéramos porque si era ella, incluso teníamos la duda de que si era o no era, porque si es, y aceptas dármela, me la quedó, pero si no es pues no pasa nada”, comentó.

Chia de dos años vivía en la colonia Benito Juárez Norte y sus nuevos dueños la tenían en la colonia Cd. Olmeca, timados por la persona que se la vendió en mil pesos.

Mes y medio después Chia volvió a casa

“Se la vendieron en mil pesos y le dijeron que su nombre era pelusa, no le vi mayor tema por las personas que se la habían vendido, solo nos enfocamos en recuperarla, le estamos muy agradecida con la señora, descortésmente, nunca nos preguntamos cómo nos llamábamos, acordamos, que íbamos a dar una recompensa, pero la señora no los quería aceptar, le dije que no era justo y que yo me quedará con su dinero y le di lo que gasto por la perrita y lo que gastó por su alimento”, mencionó.

Desafortunadamente sus nuevos dueños también se quedaron tristes, pues los niños de ese hogar de Chia también se habían encariñado, pero decidieron actuar con prudencia y en razón de que la perra en realidad no era suya, lo cual es agradecido infinitamente por la familia de la Yorshire.

La imagen de Chia circulaba por toda la ciudad en la unidad 206 de urbano de Coatzacoalcos, su familia la esperaba con ansias en casa desde el 25 de marzo que se extravió.

Síguenos en nuestra página de Facebook
Más noticias aquí
Compartir: