lunes, mayo 20, 2024
spot_img

Meningitis: causa y síntomas

La meningitis es una enfermedad que causa inflamación en las membranas que rodean el cerebro y la médula espinal. Esta afección puede ser causada por diferentes agentes infecciosos, como bacterias, virus, hongos o parásitos, por ello es muy importante detectarla a tiempo de lo contrario puede ser muy grave hasta causar la muerte.

En las siguientes líneas hablaremos sobre las causas, tipos, síntomas y tratamientos.

¿Qué es la meningitis?

La meningitis es una inflamación de las membranas que rodean el cerebro y la médula espinal. Puede ser causada por diversos agentes infecciosos, como bacterias, virus u hongos, así como por ciertas enfermedades no infecciosas.

La causa más común es una infección bacteriana o viral. Las bacterias más frecuentes que provocan esta enfermedad son Streptococcus pneumoniae, Neisseria meningitidis y Haemophilus influenzae. Los virus que pueden causarla incluyen el virus del herpes, el virus del Nilo Occidental y el virus de la varicela-zóster.

Tipos de meningitis

La meningitis se clasifica en varios tipos, siendo los más comunes la bacteriana y la viral. La meningitis bacteriana es una emergencia médica debido a su rápida progresión y gravedad, mientras que la viral tiende a ser menos severa y puede mejorar sin tratamiento específico.

Además de la meningitis bacteriana y viral, también existe la meningitis fúngica, que es menos común pero puede ser grave en personas con sistemas inmunológicos comprometidos. Los hongos que pueden causar esta forma incluyen Cryptococcus y Coccidioides.

Síntomas meningitis

Los síntomas típicos incluyen fiebre alta, dolor de cabeza intenso, rigidez en el cuello, sensibilidad a la luz, náuseas y vómitos.

Los niños pueden mostrar síntomas similares a los adultos, además de irritabilidad, letargo, falta de apetito y manchas rojas en la piel que no desaparecen al presionarlas.

En los bebés, los signos pueden ser más difíciles de detectar e incluyen irritabilidad, letargo, dificultad para alimentarse y fontanelas abultadas.

En caso de presentar los síntomas es necesario buscar ayuda médica.

Tratamiento Meningitis

El tratamiento de la bacteriana generalmente implica la administración de antibióticos intravenosos, mientras que la viral puede no requerir tratamiento específico y puede mejorar por sí sola con descanso y cuidados de apoyo. En casos graves, pueden ser necesarios medicamentos antivirales o antifúngicos según la causa subyacente.

La prevención de este padecimiento puede lograrse a través de la vacunación. Existen vacunas disponibles para prevenir ciertos tipos, como la vacuna contra el meningococo, la vacuna contra el neumococo y la vacuna contra Haemophilus influenzae tipo b. Es importante vacunar a los niños y adolescentes según el calendario de vacunación recomendado y considerar la vacunación en adultos en riesgo.

Además de la vacunación, otras medidas preventivas incluyen practicar una buena higiene, como lavarse las manos con frecuencia, cubrirse la boca y la nariz al toser o estornudar, y evitar el contacto cercano con personas enfermas. También es importante mantener un sistema inmunológico saludable a través de una dieta equilibrada, ejercicio regular y descanso adecuado.

Síguenos en nuestra página de Facebook

Más noticias Cocktelera

Artículos relacionados

Tendencias

Lo más reciente