sábado, abril 13, 2024
spot_img

Glaucoma: La importancia de detectarlo a tiempo

Este 12 de marzo se conmemora el Día Mundial del Glaucoma, una fecha que tiene como objetivo concientizar sobre la importancia de detectar a tiempo este padecimiento.

Aquí en Cocktelera abordaremos las principales dudas e inquietudes sobre este tema.

¿Qué es el glaucoma?

El glaucoma es una enfermedad que afecta el nervio óptico, responsable de transmitir la información visual desde el ojo al cerebro.

Esta afección se caracteriza por un aumento de la presión intraocular, lo que ejerce presión sobre el nervio óptico y puede causar daño progresivo.

Si no se trata adecuadamente, puede provocar daños permanentes en la visión e incluso ceguera.

Tipos de glaucoma

Existen diferentes tipos, siendo los más comunes el de ángulo abierto y de ángulo cerrado.

El primero es más frecuente y se desarrolla gradualmente sin síntomas evidentes, mientras que el segundo puede manifestarse súbitamente con síntomas agudos.

Síntomas del Glaucoma

En las etapas iniciales, suele ser asintomático, lo que dificulta su detección temprana. Sin embargo, a medida que avanza la enfermedad, pueden surgir síntomas como:

  • Pérdida gradual de la visión periférica
  • Visión borrosa
  • Dolor ocular
  • Halos alrededor de las luces
  • Enrojecimiento en los ojos

Cómo detectar el glaucoma

Dado que el padecimiento puede ser silencioso en sus etapas iniciales, es crucial someterse a exámenes oftalmológicos regulares, especialmente si se tienen factores de riesgo como:

  • Edad avanzada
  • Antecedentes familiares de glaucoma
  • Diabetes
  • Presión arterial alta
  • Miopía o hipermetropía

Durante un examen ocular, el oftalmólogo puede realizar pruebas como la tonometría para medir la presión intraocular, la oftalmoscopia para evaluar el estado del nervio óptico y el campo visual para detectar posibles pérdidas de visión periférica.

Si no se trata, puede tener consecuencias graves para la salud visual. El daño causado al nervio óptico es irreversible y puede conducir a la pérdida gradual de la visión periférica, lo que eventualmente puede progresar hacia la ceguera.

Es importante tener en cuenta que la detección temprana y el tratamiento adecuado pueden ayudar a prevenir o retrasar su progresión y preservar la visión.

Tratamiento

El tratamiento puede incluir medicamentos para reducir la presión intraocular, procedimientos láser para mejorar el drenaje del líquido ocular o cirugía para crear una nueva vía de drenaje.

El objetivo del tratamiento es controlar la presión intraocular y prevenir el daño adicional al nervio óptico.

Si crees tener algunos de los síntomas siempre lo más recomendable es acudir con un especialista que te asesorará de la mejor manera para que preserves tu salud.

Síguenos en nuestra página de Facebook
Más noticias aquí

Artículos relacionados

Tendencias

Lo más reciente